Poeta

La voz del ñero -Enero 12, 2017
Foto: Alejandro Vargas
Ya que indiscriminadamente lidio
Con piadosos y con antisociales,
Florecen mis pasiones amorales.
Dos mundos vivo y de ambos me fastidio.
Donde incurro en pecados capitales,
odio la usura, nada les envidio.
No he caído y deploro el homicidio
allá donde mis culpas son mortales.
Veo destellar mi espejo en lontananza,
es un destierro mi dicotomía.
Dos máscaras tengo y ninguna es mía.
Como una sombra fluctúo sin esperanza
en ambos bandos, solitario a ultranza,
soy sol de noche, soy luna de día.


Cabañuelas -Enero 11, 2017
CABAÑUELAS
Por tradición nuestros campesinos interpretan las condiciones atmosféricos y los eventos naturales de los 12 primeros días de enero como avisos de lo que ocurrirá en los meses del año, por supuesto esta apreciación nada tiene de científica pero si de poética, así pues, siguiendo la tradición les dejo aquí mis CABAÑUELAS.
Foto: D.C.
1
Sombras insurgentes que prescinden de la luz para existir,
que se yerguen autónomas sobre mundos incoloros.
Sombras sin origen, sin fuente. 
!Sombras a cual más¡
2
Arriba, en la noche destella la luna rodeada de luceros
como epicentro de juegos pirotécnicos.
Abajo, los humanos consumimos y defecamos
obviando el charco de sangre.
3
El hastío busca evasión en fiestas, lujuria y carcajadas.
Desde la orgía carnavalesca a viva voz grita el farsante:
!Ni la máscara más cara es más cara que tu cara¡
4
!Que el cielo llore sus mieles¡
Imploran los feligreses para expiar su culpa en la sequía.
Si se humedece el seno terráqueo pondré a navegar
mis ilusiones sobre un arroyo de agua lluvia.
5
Avizoro en el verdor la gracia ubérrima de mayo.
¿Tendrán flores los amantes y los muertos?
Si abundan frutas, miel y mariposas,
los poetas sabrán entender 
la porfía maternal de este planeta.
6
La luz de las estrellas reverbera en la desnudez de una muchacha.
Un alboroto de hojas encubre a una pareja trenzada en la pasión.
¿Acaso la vida nos recuerda que el amor anima el universo?
7
El símbolo de la paz se lo disputan el gallinazo y la paloma:
El uno ostenta su luto en las alturas
la otra ondea su utópica blancura
¿No escuchan el rojo palpitar del corazón humano?
8
Loca brisa de mi infancia descúbrele el culo a las beatas,
despéinale el moño a la embustera,
aviéntale al avaro los billetes, 
bárrele la basura a mi país
y eleva bien alto mi cometa.
9
Ahora la calma chicha.
La deplorable huelga de tormentas y de vértigos.
Navegar sin riesgos, sin asombros
sobre el mar del aburrimiento es zozobrar en el sosiego.
10
Soñar, vivir no más en el íntimo espejismo
donde habitan los espantos y fantasmas tutelares.
Arrojarse en un abismo de ilusiones y caer, caer, caer
hasta la última confianza.
11
En todos los umbrales la bola del destino torna a brizna.
Morona de lo eterno nos sentimos,
un súbito afán nos estremece y el tiempo:
Tan corto en el recuerdo, tan largo en el anhelo.
12
Campanas de navidad: Compulsivo din don
de mercaderes llamando a la liturgia consumista.
Ebrios bajo las luces jubilosas
sabemos que la frenética alegría
es otro disfraz de la esperanza.
Total, retornaré a las sombras


Más Ají que caramelo -Enero 7, 2017
Foto: D.C.
Desde niño mi personalidad
tenía más ají que caramelo,
y, de hecho, precozmente me rebelo
contra los preceptos de urbanidad.
En mi avión de papel salía en vuelo
por la noche a bombardear sin piedad
con globos de piñata la ciudad.
Por huérfano logré domar a pelo
mi vital caballito de madera,
y por el mundo me fui a mero trote
cuando ya no había ningún ignoto islote.
A la sazón, mi sangre aventurera
forjada en la academia callejera
es híbrido de Sancho y de Quijote.


Bolero del Títere -Enero 6, 2017
Joaquín (Guiño del Guiñol)
Porque soy de trapo y de cartón
la vida me tiene censurado,
sólo soy un títere ensoñado
que quiere tener un corazón.
La sangre no corre por mis venas,
no conozco dicha ni dolor,
pudiera soportar todas las penas
con tal de conocer todo el amor
No más, porque tengo el cuerpo hueco
me ven como vil muñeco
que solo sirve de bufón.
Quiero dicha o sufrimiento,
quiero fabricar un sentimiento
¿Quién me presta un corazón?


Para Pily -Diciembre 19 de 2016
Escrito en la Cevichería de Mauricio Serna, Galerías, Bogotá.

DECIMETO -Diciembre 19 de 2016
Escrito en la Cevichería de Mauricio Serna, Galerías, Bogotá.


CUENTO AGRIO -Escrito alguna vez en una servilleta.

Había en la mitad del patio
dos encrespados árboles:
Uno era de limón y otro era de naranja.
El árbol de limón tuvo un solo hijo
al que educaba solitario y triste,
el árbol de naranja tuvo una sola hija
a la que criaba con rigor y celo.
Cuando el limón y la naranja llegaron a su madurez
el limón miraba a la naranja con verde picardía
y la naranja, anaranjada de vergüenza,
entre ramas sonreía.
Los árboles, orgullosos, cítricos y dignos
tupían su follaje para evitar el romance,
ácidos de la ira separaban con sus ramas
el agrio amor que se gestaba.
Mas el viento, fiel testigo del idilio,
decidió intervenir: sopló y sopló
y desprendió al limón.
Sopló y sopló, y desprendió a la naranja.
El limón y la naranja rodaron por el suelo
y en un rincón del patio se exprimieron muchos besos
y de uno de esos besos nació... La Mandarina

No hay comentarios.:

Publicar un comentario